Pasajeros conflictivos

En el interior de los aviones se generan situaciones de conflicto con relativa frecuencia. Una de las últimas estadísticas de IATA (International Air Transport Association), entidad a la que están afiladas todas las compañías de pasaje, desvela una incidencia de más de 10.000 casos de pasajeros conflictivos por año.

La mayoría de las veces se solventa con la intervención de la tripulación de cabina de pasaje que está instruida para manejar este tipo de situaciones. Se procura establecer un dialogo amistoso con el viajero y se intenta comprender los motivos y causa de su malestar.

Pasajeros conflictivos

Reconozco que, en ocasiones, no están carentes de parte de razón. Viajar parece ser cada vez más enrevesado. Visados, formularios, declaraciones juradas, filtros de seguridad, interrogatorios en la aduana, colas, retrasos, cambios de avión… a lo que ahora se suman certificados de vacunación, pruebas médicas, mascarillas, etc. Todo ello produce mucho estrés. Es en serio que los que trabajamos en el sector, agradecemos al pasaje su fidelidad, comprensión y perseverancia.

Es en serio que los que trabajamos en el sector, agradecemos al pasaje su fidelidad, comprensión y perseverancia

Sin embargo, hay actitudes derivadas del consumo de alcohol, drogas o trastornos mentales que requieren de decisiones más drásticas. En ocasiones se llega a poner en peligro la seguridad de otros pasajeros, de la tripulación o la de la propia aeronave. Llegado este punto el comandante podrá usar los medios legales a su alcance para reducir al pasajero.

Pasajeros conflictivos

En 1963 se firmó el convenio de Tokio para dotar al comandante de autoridad internacional y avalarle en la toma de decisiones. Este tratado, inicialmente, aludía a los actos ilícitos cometidos a bordo de las aeronaves, como el secuestro o sabotaje. Por extensión también es válido para el tipo de infracciones de las que hablamos. En convenios posteriores se ha ido adaptando a la época actual.

Según el articulado, el comandante puede exigir a su tripulación que se tomen medidas coercitivas contra el pasajero conflictivo, inmovilizándolo con cualquier medio a su alcance. También podrá solicitar la ayuda del resto del pasaje, pero no exigirla.

Brida como esposa en un pasajero conflictivo

En los casos graves se requiere el desvío a un aeropuerto alternativo para entregar al infractor a las autoridades. Basta que el comandante elabore un informe para que las fuerzas del orden público detengan y desembarquen al transgresor para poder continuar el vuelo.

Las penas y las multas derivadas son de elevadas cuantías y, en muchos casos, superan los 200.000 euros. Por ello las tripulaciones intentan, siempre, reconducir la situación antes de que se desborde.

La fidelidad del pasaje es nuestro modus vivendi.


Pasajeros conflictivos | por D. Antonio Alonso
Comandante de Airbus 350 en flota de largo recorrido


Últimas publicaciones en Entrevisttas.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: