El Piropo | Opinión

Fuego, piedra y género

Hoy me he cruzado con un viejo, uno de los verdes. De frente, cuando he levantado la vista, me he topado con su cara y me ha dicho un hola, guapa que me ha dado un asco profundo. Al responderle también yo con un insospechado “hola”, y con toda la mala hostia que he podido sacar (fácil, a veces), se le ha cambiado el gesto: he usado una voz grave, con un estilo a… conmigo te has equivocado, baboso que ha funcionado.

Y es que… un simple “hola” te puede llegar a las entrañas y sacar el monstruo que llevas dentro. Sobre todo cuando se recibe de la vulgar soez de un desconocido.

Los piropos se recuerdan muy a menudo y te quedas con los que más te han hecho pensar o te han sorprendido para bien.

Pero, en general, como no sueles responderlos, te molestan porque te oprimen. Si no puedes dar las gracias (porque son de lejos o de estúpidos insolentes y babosos), definitivamente… pueden oprimirte. Sin embargo, no dudo que cuando se pierde la identidad física, a medida que te vas haciendo mayor (y pasa), recuerdas los que te hicieron sentir especial.

Historia del piropo. Auto-entrevista en www.entrevistas.co. Por Carmen Nikol.
Entre la galantería, el piropo y la vulgar soez del desconocido

Hace unos días, un hombre al que aprecio como persona y como profesional (mayor y entrañable) me dijo, sin querer ofender a mi marido, que jamás olvidará -pues no nos vemos nunca- mi mirada pacífica y vivaz, mi electricidad intelectual, mi arte y mi afecto. Y ése es uno de los que se me va a quedar para siempre (¿cómo no?). También recordaré cuando me dijeron, de lejos, que parecía la Giralda caminando (yendo hacia un escenario). Este último, por ser una mentira radiante…

Por cierto, hablando de radiantes, el rubí y el granate, así como la rodolita, también son piropos. En el comercio de gemas, el término piropo tiene que ver con las piedras rojas de un color intenso, especialmente tendentes al color granate. Las piedras preciosas del piropo a menudo son muy limpias y pueden estar totalmente libres de defectos e inclusiones. Quizá por eso…

Piropos minerales. Auto-entrevista en www.entrevistas.co. Por Carmen Nikol.
Rubí, un tipo de piropo

…en este punto, una se puede preguntar qué fue primero, a nivel terminológico-conceptual, si el piropo galán o el mineral.

He encontrado dos versiones y en ambas se les relaciona:

  • Una dice que puede venir de la palabra piropo (en griego) que significa rojo fuego. El rubí simbolizaba el corazón y era la piedra que los galanes regalaban a aquella mujer a la que pretendían conquistar. Pero, muchos no podían regalar rubíes, así que regalaban palabras bonitas. Y de ahí… nuestros piropos.
  • Otra afirma que la palabra procede del griego, pero no de piropo sino de pyros (fuego) y oops (vista, apariencia) con el significado de ojo deslumbrado por la belleza.

Como sea, en ambos casos se le atribuye a la figura masculina y, quizá sea por esa tradición, la de la galantería masculina -deslumbrada por la belleza femenina-, que la mujer no da piropos (sin duda, no como los hombres). Es otra de esas cuestiones de género. Y quien quiera negarlo, sabe que se equivoca…

¿Lo piropeará?

La mujer los recibe y no los puede evitar. Pero, no son siempre palabras bonitas porque dependen de quien los “lanza”, así como del contexto. Pueden ser mentiras piadosas, siendo bonitas. O pueden ser soeces… o verdades preciosas.

En ocasiones, contienen una especial vulgaridad porque se llevan a cabo delante de otras féminas, incluso delante de las parejas. Una mirada, según cómo, es también un piropo (y puede ser uno de los que molestan hasta el punto de querer reventar la cara de quien mira).

El decoro y el piropo, desde luego, no suelen ir de la mano.
El decoro y el piropo, desde luego, no suelen ir de la mano.

Dicen, algunos, en su defensa, que si la mujer no quiere ser piropeada debería de vestir menos “reluciente” (por ponerlo bonito). Que la culpa es de la mujer y que la intención proviene de ella (sin entender que ella se viste para sí misma o para el hombre al que va a ver, no para el resto). Y de ahí no se salen.

Sobre mi opinión: ¿Cómo llevaría yo que mi marido fuese echando piropos? No lo llevaría bien, la verdad. Siempre le digo que puede mirar una vez, pero no repetir la mirada ni dirigirla a una comunicación equívoca o, peor aún, pretenciosa. Yo no lo hago y, por ende, me molestaría que lo hiciese él (en todo caso, no me molestaría si acordásemos que lo podemos hacer ambos -como en todo, equidad).

Piropos. Auto-entrevista en www.entrevistas.co. Por Carmen Nikol.
El piropo sin respeto, soez y exagerado, por la visión de una dama

La cosa es que me gusta la honestidad: la prefiero a no ser consciente desde el principio de cualquier verdad, de manera que se pueda tener una vida coherente y justa por ambas partes, para llegar a acuerdos reales. Me molesta la mentira, me ataca: es hipócrita, infantil y no aporta soluciones a lo que las provoca, por lo que respeto a la gente enteramente sincera, sin acritud. Puedo soportar muchas cosas, pero no la injusticia de que mi pareja haga unilateralmente algo que me quiera ocultar, de manera que yo no pueda decidir ni siquiera si lo hago también o no. Hasta el punto de decir piropos, por ejemplo.

El piropo, cuestión de prototipos. Auto-entrevistta por carmen Nikol.
El piropo… ¿cuestión de prototipos?

Hoy en día, el piropo se puede considerar violencia de género. Ya en 2013 se publicó una noticia sobre la ley antipiropo y el indubio pro persona agredida en Paraguay. Pero, también se considera antipiropo aquella respuesta como la que he hecho yo misma esta mañana, la que pretende poner en su sitio a quien dedicó un piropo inapropiado (porque de la palabra de halago a la humillante no se van muchos pasos y el sentir solo depende de quien lo recibe).

En la ciudad de Motril (Granada) se condenó a un hombre a pagar más de 4.300 euros de multa después de piropear a una compañera de trabajo.

El típico obrero, el primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en los piropos.
El típico obrero, el primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en los piropos.

No era así en el pasado, por supuesto. Por poner unos pocos ejemplos, diré que en los siglos XII y XIII los cortesanos y trovadores se convirtieron en especialistas en las alabanzas a modo de metáfora, casi en tratados de poesía. En una de las primeras escenas de The Virgin Queen (en la que interpreta magistralmente a la reina Isabel I de Inglaterra una espectacular Bette Davis) se lleva a cabo uno de los piropos silenciosos y más elegantes de la época: un caballero tira su capa sobre el fango para que la dama no se moje los pies. También lo hacían los hidalgos españoles. En Ibiza, se les tiraban trabucazos sin carga a los pies para que, al desvanecerse el humo, se les apareciese la mujer señalada entre la nubilosa escenografía. Y en el siglo XIX, en España los hombres se tapaban los ojos como indicación de que la belleza cegaba.

Escena de The Virgin Queen. Sobre el Piropo. Auto-entrevista de Carmen Nikol en www.entrevisttas.com
Escena de The Virgin Queen

Es importante saber que se puede perder la lengua o recibir más de 100 latigazos, en algunos países, por lanzar un piropo. En Argentina, hay un tango, compuesto en 1906, que lleva por título “Cuidado con los cincuenta” y en su letra reza el porqué de ese cuidado.

Son, en todos los casos, dignos de un buen análisis de intenciones.

Desde la era industrial, en nuestra cultura suele ser de uso oral, callejero y, muy a menudo, vulgar y/o agresivo. Muchos son los casos relatados en prensa que hacen que haya varios países que legislen sobre el tema. Se considera acoso verbal y, por supuesto, a nivel de géneros, se percibe como fruto del machismo.

Aquí os dejo un vínculo a algunos de los piropos hollywoodienses más reconocidos.

El silbido, también es un piropo vulgar (tal que si de una res se tratase)
El silbido, también es un piropo vulgar (tal que si de una res se tratase)

Pero… ¿Y tú? ¿Qué opinas de los piropos y de los antipiropos? ¿Qué opinas de que piropeen los casados? ¿Y de que piropeen las mujeres? ¿Cuándo son ofensivos y cuándo no pretenden más que halagar una virtud sin intenciones masculinas?

¿Te atreves a opinar?


Recuerda revisar más entradas de este blog yendo a la página de Inicio.
También puedes dejar un comentario. Gracias por tu lectura.

¿Quieres proponerme una entrevista? Contáctame


¿ME AYUDAS A SEGUIR PUBLICANDO?
Puedes hacer una donación a través de mi Paypal.
¡Muchas, muchas gracias!

cARMEN NIKOL

Mi Instagram


¿ME AYUDAS A SEGUIR PUBLICANDO?
Puedes hacer una donación a través de mi Paypal.
¡Muchas, muchas gracias!

cARMEN NIKOL

Mi Instagram


Últimas entradas:

Alerta: cenizas.

Alerta: cenizas. | Artículo escrito por el Antonio Alonso, Comandante de Airbus 350 (Flota de largo recorrido de Iberia). En Entrevisttas.com

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Publicado por Entrevisttas.com

Entrevisttas.com comienza su andadura sin ánimo de lucro, como el blog personal de Carmen Nikol. Se nutre, principalmente, de entrevistas y artículos realizados por ella misma y por algunos colaboradores. Con el tiempo, desarrolla su sistema de colaboraciones con autores de renombre en diferentes materias como las ciencias, el derecho, la investigación, el deporte... Y busca constituirse como una revista. ¿Quieres colaborar? No dudes en contactar.

Un comentario en “El Piropo | Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: