Mesas de Navidad

Como todos ya sabemos, la Navidad está a la vuelta de la esquina. Esa etapa que, con tanta ilusión y alegría, es esperada por unos (aunque no tanto por otros). Esa época mágica donde los sueños e ilusiones se hacen realidad, momentos únicos de encuentros tan deseados, momentos de lágrimas, de alegría, de abrazos, de sentimientos e ilusiones, de celebración, reencuentro con los seres queridos, como esos hijos que quedaron allá en tierras lejanas por motivos diversos  y que esta época nos permite volver a verlos y  poder abrazar.

La Navidad también es nostalgia de un tiempo que vivimos y que siempre recordaremos: nuestra infancia. Año tras año nos lo transmiten tantos objetos con recuerdos de antaño como esas bolas de cristal, nacimiento, reyes y pastores, panderetas, castañuelas y zambombas, viejas cajas de hojalata que, cuando íbamos a casa de los abuelos, corríamos hasta ellas en busca de esas deliciosas galletas y que siempre… ¡Oh! ¡¡Sorpresa!! descubríamos llenas de carretes de hilos. Nostalgia de un tiempo de infancia, de sentimientos y de emociones.

Cuantos recuerdos nos traen estas fechas de aroma a canela, anís, a castañas asadas, a boniatos, pastelitos, polvorones, mazapanes, a galletas recién horneadas que hacíamos con la abuela (siempre con su delantal) que tanto la caracterizaba, con sus manos arrugadas pero hábiles. Recuerdos y momentos llenos de ternura, de amor, de belleza en el corazón… aromas que impregnaban la cocina… de tradiciones familiares que se llevan en el alma.

Y esa comida en casa de  los abuelos el día de Navidad, donde nos reuníamos tíos y primos y que los abuelos decoraban año tras año  con tanto esmero, dedicación y delicadeza esperando nuestra llegada, dándole esa calidez que nos quedó grabada. Y esa deliciosa comida cuyas recetas conservamos y que son joyas familiares de herencia de abuelas, madres, hijas y nietas.

Esas mesas que con tanta delicadeza, detalle y esmero preparaban. Aprendamos pues de ellas y preparemos la casa y la mesa para la fiesta más bonita del año.

Porque Navidad es cuando empiezas a pensar en vestir esa mesa dónde transcurrirán grandes momentos entorno a ella que será la protagonista de estas fiestas.

Y empiezas por dejar volar la imaginación en la elección del mantel (el mejor vestido que se le puede poner) porque también se pueden hacer mesas desmanteladas, pero de eso ya hablaremos más adelante…

Yendo por pasos, os dejo el orden en qué he preparado la siguiente presentación:

Colocaremos primero el muletón que es una tela afelpada y gruesa de algodón o lana que se coloca bajo el mantel, aumentando la sensación de confort durante la comida y que ayuda a evitar golpes o ruidos en la vajilla, además de ser un protector cuando se cae algún líquido sobre la mesa.

Seguidamente colocaremos el mantel bien planchado y con un toque de almidón (al igual que las servilletas) dándole ese acabado que dará prestancia a la mesa. He elegido un mantel blanco adamascado en Jacquard y servilletas a juego, todo un básico y fondo de armario, ya que un look en blanco ayudará a destacar la vajilla y la cristalería: siendo un color sinónimo de elegancia, que añadiéndole un toque de color en los complementos, romperá esa monotonía del color blanco y que combina muy bien con el color oro (color atemporal) del  filo dorado de la vajilla.

Luego empezaremos colocando los bajoplatos como os demuestro en esta imagen.

Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com
Bajoplatos

A continuación, los platos y cubiertos. La vajilla es algo muy importante también en una mesa de fiesta. He elegido ésta en blanco y azul cobalto con escudo, de líneas sobrias. Y los cubiertos en color oro en armonía con el resto de la mesa.

Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com
Vajilla y cubiertos

En cuanto al centro de la mesa  se pueden colocar adornos navideños como por ejemplo estos ciervos, dándole un toque de distinción ya que va a ser una mesa festiva. Pero también se le podría colocar algo verde (como pino, abeto, acebo, ciprés…..), frutas, plantas como la Flor de Pascua (tan alusiva a  estas fiestas) y unas velas que nunca deben falta, sobre todo en Nochebuena.

En la decoración central hay que tener especial cuidado que no sea demasiado alta para que no obstaculice la relación entre los comensales, ni sobrecargada si hay que servir aperitivos y demás en la mesa.

Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com

Si la mesa es ancha, no hay problema para servir aperitivos al centro de la mesa junto con la decoración. Y si la mesa fuera estrecha (como es mi caso), resulta complicado combinar ambas cosas. Por lo que yo opto por recibir con una copa de bienvenida en el salón donde se encuentran preparados los aperitivos, mientras se va charlando y creando ambiente para luego pasar a mesa donde se sirve la comida o cena.

Se añaden otros complementos, como los platitos para el pan o los puestos de mesa. En esta mesa puse los ángeles a juego con la decoración del árbol de Navidad, en cuyos tarjeteros pueden escribirse el nombre de cada comensal o bien una frase como Bon Appétit para poder utilizarlos en próximas ocasiones.

Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com
Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com

Y ya se van colocando la cristalería y las servilletas:

Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com

Las servilletas se colocarán sobre el plato o al lado de éste según se quiera destacar (ya hablaremos sobre este tema en próximas publicaciones).

Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com
Mesas de Navidad | Por Juana Sanz. En Entrevisttas.com

Espero os haya servido de ayuda, no tanto para los que ya domináis este maravilloso mundo de las mesas. Pero siempre se pueden coger ideas… Y si tenéis curiosidad, iré colgando más mesas en mi cuenta de Instagram por si a alguien le puede interesar.

Esta vez os he presentado una mesa elegante. En unos días y en mi próximo artículo, os presentaré una mesa informal con mantel de color verde Navidad, para que veáis otras posibilidades vistiendo una mesa.  

Y como dice Freya Stark: la Navidad no es  un evento externo en absoluto, sino un pedazo de la casa que uno lleva en el corazón.


Mesas de Navidad | Por Juana Sanz


Últimas publicaciones en Entrevisttas.com

Publicado por Juana Sanz

Estudié Magisterio, ejerciendo muchos años como profesora de EGB y cursé posteriormente la licenciatura de Psicología. Master Tastavins. Amante de la decoración de mesas, de la gastronomía y del mundo de los vinos. Correo electrónico: jn.sanz@gmail.com Instagram: @madame_chardonnay

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: